8 feb. 2012

Memorias de un Asperger 1

Si alguien ha leído mi artículo "síndrome del mundo equivocado" seguramente recuerdan algunas de mis anécdotas infantiles. En aquel artículo trataba de transmitir algunos consejos que pudieran resultarle útiles a otros niños con Asperger y que así se pudieran evitar los problemas más comunes a los que nos enfrentamos a esa edad. Regularmente son los psicólogos, los educadores, o los padres quienes se ven en la necesidad de auxiliar a los niños con problemas de adaptación o comportamiento, pero muchas de las veces no se encuentran en libertad de acción, o no tienen la capacitación adecuada para tratar casos como el nuestro. Es por eso que yo me he planteado el reto de ayudar a otros Asperger a superar ciertos obstáculos que se pueden presentar en la vida y que desde nuestro particular punto de vista pueden ser barreras infranqueables o estresantes hasta el límite.

La sensación de querer decir y no poder hacerlo.

Recuerdo los momentos de angustia que se sienten cuando tu te esfuerzas en explicar cierto asunto y después cuando alguien te interrumpe con algún sarcasmo o grosería descarada, te das cuenta de que todos los que te estaban escuchando solo pensaban que eras un loco divagando, presumiendo o malentendiendo las cosas. Luego vienen las burlas, la vergüenza y el aislamiento.

Ustedes Aspies me entenderán cuando menciono esta sensación, como cuando alguien pregunta algo (aunque la pregunta no sea dirigida a nosotros) y en nuestra mente surge la necesidad de expresar cosas que sabemos y que creemos que serán de gran trascendencia para la persona que preguntó, pero, al hablar resulta que las personas no comprenden lo que tratamos de decir, y en ese tratar de explicarnos, se diluye todo nuestro poder comunicativo, y quedamos frente a ellos como tontos que sólo hablamos por hablar.
Un consejo, recuerden que no toda comunicación se debe efectuar con palabras, escritas o habladas, se pueden usar códigos de imágenes, colores, diagramas de flujo, cuadros, tablas, los Asperger tenemos el poder de crear y usar códigos y con un poco de esfuerzo podemos traducirlos a los neurotípicos para que al final puedan comprender lo que estamos tratando de expresar.

Otra cosa que deben de saber es que del total de frases, comentarios y preguntas que hacen los neurotípicos en un día normal, solamente el 5% de estos son planteamientos en legítima búsqueda del conocimiento; el otro 95% de las veces ellos están hablando en lo que se conoce como lenguaje coloquial, son palabras que usan los neurotípicos como relleno de los silencios que les causan tanto miedo, hacen preguntas como: ¿qué dice el frío? pero no esperan una respuesta real, o una corrección gramatical o una aclaración del uso apropiado del verbo DECIR en frases que no incluyen a nadie que pudiera DECIR algo; no, ellos solo lo dicen por decir algo, es una especie de muletilla multifacética socialmente aceptada que los vuelve mas aptos para la socialización. Aspies tengan cuidado con responder a este tipo de lenguaje, la mayor parte de las veces es mejor permanecer callados y divertirse de lo lindo con sus palabras pero siempre en silencio.

Moyocoyani Notlinitlazotla

No hay comentarios:

Publicar un comentario

comenta, critica, insulta o aconseja: