3 feb. 2012

No me voy a Suicidar


Es tentador, lo confieso, y desde mi perspectiva es una alternativa igualmente válida a cualquier otra decisión que cambia el rumbo de la vida. En esta cultura occidental, licuada, ecléctica, débil y superflua; el suicidio está considerado como un acto despreciable, signo de cobardía o digno de ser castigado. Los suicidas fracasados suelen ser recluidos en instituciones mentales o sometidos a programas de modificación conductual para eliminar esa tendencia “errónea” de tomar control sobre su destino. Sin embargo, si vemos las cosas fríamente y desde perspectivas más abiertas debemos reconocer que hay culturas que admiten que hay cosas mucho más valiosas que la vida, incluso en ciertos ámbitos o circunstancias es mejor quitarse la vida que seguir con una existencia lejos del honor, la sabiduría o algún ideal más sublime.
Como sea, aunque reconozco que a veces deseo la dulce liberación de la muerte, no lo haré, al menos no de propia mano (puede que los dioses tengan planes distintos) y de momento. Llevo un tiempo reflexionando sobre el estado crisálido vegetativo en el que me encuentro atrapado, permítanme hacerles un resumen:
Soy Asperger, así nací y no se me va quitar nunca, ya lo comprendí. Llevo toda una vida estudiando los comportamientos y reacciones de los neurotípicos, sintiéndome diferente, humillado, aislado, burlado por la vida. Durante mucho tiempo pensé que estaba solo y que no había otra esperanza que aprender a mezclarme entre ustedes lo mejor que se pudiera, ahora sé que no es así.
Los avances tecnológicos y su imparable carrera me han llevado de la mano hacia una ventana alternativa, hay otros como yo que viven a unos cuantos clics de distancia. Y las visiones de la vida que tienen los demás Aspergers (entre otros eventos) me han ayudado a ver que tengo una misión aquí y que no puedo abandonar el barco hasta que la haya completado.
Muchos de ustedes son mis familiares, amigos o conocidos y no sabían que había algo distinto en mí, tal vez lo intuían, los más cercanos sospechaban, pero la verdad es que llevo más de 20 años actuando un papel, una comedia muy difícil para mí. Mis primos, mis hermanos y mis padres seguramente habrán notado detalles difíciles de comprender como el hecho de que mis reacciones son muy polarizadas, exageradas en ciertos aspectos, ausente en otros. También odio saludar a la gente, no importa si son conocidos o no, familiares o no, el saludo es un acto de apertura confidencial que no estoy dispuesto a brindar a casi nadie. Tengo un pequeño problema de ortolexia cuando hablo de temas que me apasionan, y ello aunado a mi ansiedad natural en circunstancias sociales me hace ver algunas veces arrogante, presumido, egoísta o coloquialmente hablando “atrabancado”. Otro detalle que seguramente me caracteriza ante ustedes es mi tendencia a aislarme de la sociedad, mientras más tiempo pase sólo mejor, no me preocupa si tiene un año o diez que no te veo, de todas formas sigues siendo parte de mi familia o grupo de conocidos sin afectar el último estatus de la relación, yo no siento apego como los NeuroTípicos, incluso me tranquiliza saber que estoy lejos y no tengo que actuar para nadie. También habrán notado que no bailo, no voy a fiestas más que bajo amenaza, no comprendo ciertos chistes o lenguajes coloquiales hasta después de haber estudiado las circunstancias por completo,  digo lo que pienso y lastimo sensibilidades sin darme cuenta, etc, etc, etc.
Hay muchas otras cosas que el Asperger provoca en mi vida con relación a mis interacciones con los normales (Neurotípicos)  pero para con ustedes espero que después de hoy podamos ir resolviéndolas poco a poco, como familia, amigos o conocidos, si es que gustan seguir siendo parte de mi vida.
No me voy a suicidar, no, pero quiero terminar con la vida que llevo hasta ahora, a partir de hoy voy a aceptar públicamente que soy Asperger y que me gusta ello, me siento bien siendo como soy, aunque pierda a la mayoría de mis amigos e incluso mis familiares quieran alejarse para siempre de mi, espero que lo comprendan y lo respeten.
Esta no es una declaración de guerra, es más bien una petición de paz, ya no puedo seguir pretendiendo que soy estúpido en ciertas cosas en las que soy un maestro y tampoco quiero pretender ser letrado en otras cosas para las que soy completamente incompetente. No intenten hacerme normal, simplemente soy diferente y ahora tengo un destino que cumplir.
Mamá. Viendo las cosas en perspectiva me doy cuenta de que te toco la peor parte, durante mi infancia en los días en que no sabía qué era lo que me hacía tan diferente tú fuiste la única que se mantuvo siempre apoyándome, enseñándome las reglas que yo no comprendía, trataste siempre de rescatarme de los problemas que me acarreaba mi propia ansiedad, miedo, grosera espontaneidad, sexualidad trastornada, irreverencia, indiferencia. Gracias a ti superé mi primer intento suicida, tú no lo sabes pero me salvaste la vida.
Papá. Debió ser angustiante, desesperante, un reto que yo no sé si algún día podré afrontar, el tener un hijo como yo, falto de coordinación, genio en cuestiones académicas pero de muy lento aprendizaje en las lecciones que tú tratabas de darme todos los días, y no te rendiste, algunas veces perdías el control pero ahora sé que no era nada fácil, quiero que sepas que eres la persona a la que más admiro, tienes una gran fortaleza: eres un necio, terco, incansable, de ahí nace todo tu poder, puedes hacer lo que sea, incluso me hiciste ser un hombre.
A Todos. Si quieres seguir siendo parte de mi vida, si de alguna manera consideras que el contacto conmigo te aporta algo para cumplir con tu propio destino, no pienso alejarte o rechazarte, pero espero que antes de continuar consideres lo que acabo de manifestar y la lista de condiciones que a continuación enumero:
1.- Todo contacto social deberá efectuarse siguiendo la siguiente jerarquía de posibles herramientas:
A) Facebook
B) Messenger
C) Mi blog
D) Celular (solo emergencias)
E) Cita para encuentro personal (emergencias extremas)
2.- Me visto como quiero, mi eficiencia está directamente ligada al grado de comodidad que sienta con mi atuendo, si un día me ven disfrazado de el hombre araña y al día siguiente traigo un traje de cuadritos no es que esté tratando de integrarme a algún grupo social o movimiento cultural, sólo es que ese era el atuendo que estaba planeado para las actividades de ese día y punto. Por cierto, mi cabello ha declarado su independencia de mí así que él es un ente aparte y sigue sus propias reglas, a veces está de humor para peinarse y a veces esta de humor para burlarse de mí.
3.- No bailo, el baile es una reminiscencia de conductas pre-evolutivas que denotan una clara falta de respeto por el devenir intelectual de la humanidad.
4.- No hablo de trivialidades, puedo escuchar y puedo analizar cuestionamientos sobre superficialidades cotidianas, pero no esperen que me rebaje al nivel que se requiere para tratar esos temas como si fuera un NT cualquiera; por tanto mis respuestas a este tipo de temas tienen la tendencia a ser lo que ustedes llamarían “largos y aburridos” así que, a menos que sea con un interés sociológico, psicológico o estadístico genuino, mejor ni mencionen temas vanos y vulgares.
5.- Siempre hablo directo, puedo ser hiriente, arrogante y pedante, pero siempre seré sincero, digo lo que pienso, nunca digo mentiras.
6.- No voy a detenerme por convencionalismos sociales que me parecen estúpidos o irracionales, si me siento incomodo me voy, si no quiero hacer algo contigo no lo haré o me detendré en el momento en que comience a sentirme mal, no voy a dar explicaciones sobre actitudes que no puedes entender sólo por el miedo a ser visto como “el raro”.
7.- Soy extremadamente puntual no se sorprendan si no los espero 30 segundos en una cita, nunca llegaré tarde a un sitio cuando valla por mi cuenta y desde hoy ya no lo haré por culpa de otros.
8.- Soy literal, cuando uso parábolas o metáforas trato de dejar bien claro que son eso, y espero lo mismo de ustedes porque suelo tomármelo todo al pie de la letra.
Una metáfora: acabo de pasar por mi desierto, todo el mundo tiene un desierto en el que debe pasar sus 40 días antes de iniciar su misión, a mí me tomó más tiempo y más episodios pero al final he llagado a la comprensión y hoy inicio mi misión.
Adiós a los que, con esto, optarán por alejarme de sus vidas y gracias a los demás.
Moyocoyani Notlinitlazotla (Azael Pérez Peláez)

1 comentario:

  1. Lamento no haber visto esto cuando estabas activo en los blogs y comentado en varios, entre ellos el de un servidor. Espero tengas la ayuda profesional que se requiere y que estés mejor. Mejores deseos pra que salgas adelante. Espero alguna vez enterarme de cómo vas.

    ResponderEliminar

comenta, critica, insulta o aconseja: