12 sept. 2008

Desde el temblor de mi mano derecha



Desde el temblor de mi mano derecha
Desde los días en los que no escribo porque lo olvido
Desde los bocados de pan frío y el dolor del refresco tibio
Desde el trabajo muerto de los tontos vivos
Y desde los días en que no te tengo aquí conmigo

Grito desde ahí y desde el aire que no se siente mío
Te llamo para que me escuches, no para que vengas
Porque siempre al final termino contigo
Te digo las cosas solo por espantar a los lobos del olvido
Te escribo los secretos imaginando que te los susurro en el oído
Para que el día que te vea no me pese tanto el vicio
De usar mas mi lengua en besarlos que en decirlos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

comenta, critica, insulta o aconseja: